ENTRE TÚ Y YO

Gobernar mediante acuerdos

España afronta un panorama político inédito por falta de acuerdo para formar gobierno

04.02.2016 | 12:29
Imagen del Congreso de los Diputados.
Imagen del Congreso de los Diputados.

Imitar el modelo europeo de pactos y volver a la política de la concordia son claves para asegurar la estabilidad. La irrupción de nuevos partidos y la merma en apoyo de los dos grandes dificultan la formación de un nuevo gobierno y conducen a nuestro país hacia la inestabilidad. La supuesta nueva política parecía traer a nuestro país soluciones. Sin embargo están descubriéndose carencias de dos partidos surgidos desde campañas de publicidad: el populismo de Podemos y la falta de definición de Ciudadanos. Lejos de encontrar esos remedios a los problemas de la vieja política, España está conociendo el fantasma de la ingobernabilidad. La oportunidad ahora viene de la mano del entendimiento.

El Partido Socialista está sumido en una crisis de identidad y liderazgo con el peor resultado electoral de su historia. Pese a ello, pretende gobernar pagando el alto precio de pasar por encima de sus propios principios; las cesiones a los partidos independentistas o al partido de Pablo Iglesias. El antiguo rechazo de Pedro Sánchez al pacto con Podemos se ha convertido en un reparto de sillones donde Iglesias, por su parte, se ha dado prisa en escoger el control del aparato del Estado: la Justicia, el CNI, la Televisión, su ´plurinacionalidad´ o el Ejército. La política social era una excusa, y su verdadero fin es acabar con el PSOE.

Frente a la nueva política del marketing, se echa en falta la clásica política del consenso y del sentido de Estado. Aquella etapa en la que nuestros representantes podían ponerse de acuerdo por el bien del país, aunque tuvieran que ceder posiciones en sus partidos. Anhelan muchos una nueva transición que emprenda reformas importantes, pero para ello es necesario más sentido de Estado que nunca y hasta ceder posiciones a favor del conjunto. El grado de madurez democrática de nuestra sociedad y sobre todo de nuestra clase política se medirá por la capacidad de entendimiento.

Hoy España corre el riesgo de parecerse más a Italia o Grecia que a Alemania o Inglaterra. Nos movemos entre dos posibles fracasos: el de convocar nuevas elecciones por falta de acuerdo, o el pacto de perdedores entre un Partido Socialista suicida y un partido radical como Podemos. En ambos supuestos nada asegura a España la estabilidad que requiere una economía que, por cierto, sigue creciendo y generando empleo a un ritmo admirable.

En lugar de mirar hacia la Italia de la falta de gobernabilidad o la Grecia del auge de los partidos radicales, España necesita fijarse en modelo europeo de las coaliciones de gobierno. En el viejo continente, de los 28 países 24 están gobernados por acuerdo de dos o más partidos, y en el caso español muchos Ayuntamientos o regiones funcionan ya mediante pactos.

El Partido Popular ya ha ofrecido un gran acuerdo constitucionalista por el bien de España, y está dispuesto a ceder en muchas cuestiones. La fórmula puede ser variada; un apoyo desde el Parlamento o un pacto donde se integren otros partidos en el Gobierno; pero parece lógico que el partido que gana las elecciones forme parte de lo que ya se denomina una nueva transición. A partir de ahí se podrán emprender reformas que mejoren el sistema político, políticas de estabilidad para la economía y decisiones que aseguren la unidad del territorio español. Los retos son importantes y requieren de la concordia de la mayoría moderada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies