ENTRE TÚ Y YO

Aprendamos de Francia

Además de una contundente respuesta, la derrota del Estado Islámico pasa fundamentalmente por cortar sus fuentes de financiación e intensificar la diplomacia

19.11.2015 | 12:18
Operación policial para detener a uno de los presuntos terroristas.

Los atentados terroristas sufridos por Francia el pasado viernes han centrado la opinión pública de los últimos días y han vuelto a motivar multitud de opiniones. Dentro de la cascada de manifestaciones algunas hacen mayor honor a la verdad que otras, pero este no es un tema sólo de ahora. Hay una serie de conclusiones que podemos sacar de los tristísimos sucesos en nuestro país vecino para aprender de lo sucedido y no dejarnos guiar por oportunistas. Antes de empezar, vaya por delante mi respeto a las víctimas y sus familias y la firme condena del terrorismo.

En primer lugar, a muchos nos ha llamado la atención la respuesta francesa. Por la unidad en la respuesta y por el cariño a los símbolos nacionales. Cientos de franceses abandonaban el viernes el Estadio de Francia en Saint-Denis cantando el himno de su país y ajenos al posible peligro que pudieran estar viviendo en ese momento tras la explosión de varias bombas. Se sienten seguros bajo su país y unidos ante sus emblemas. Todas las fuerzas políticas se han puesto del lado del Gobierno en la gestión de la crisis y la respuesta al terror. Las muestras de apoyo a su país, himno y bandera han seguido produciéndose día tras día con orgullo.

En segundo lugar destaca la respuesta contundente de François Hollande. El Presidente de la República Francesa ha anunciado una serie de consecuencias a los atentados de París y ha calificado los hechos como ´acto de guerra´. No soy partidario de actuar en caliente ni como venganza, ni creo que sea así porque Francia ya estaba actuando en Siria frente el ISIS antes de los atentados. No hay que olvidar que el terrorismo busca causar el miedo entre la población y que ésta presione a su gobierno para que cesen los ataques contra ellos. El ISIS ha conseguido lo contrario a lo que buscaba; Francia estaba bombardeando horas después posiciones del Estado Islámico en Siria y tratando de llegar a acuerdos con los países europeos y con EEUU para una respuesta coordinada.

Tenemos suerte de que haya sido un Presidente Socialista, libre de prejuicios de la propia izquierda, el que ha respondido de forma contundente a los ataques. No me quiero ni imaginar qué hubiera pasado en España si la decisión de atacar al terrorismo la hubiera tomado un Presidente del Gobierno del Partido Popular. Por si acaso, ya hemos escuchado a Manuela Carmena y a Pablo Iglesias rechazar el pacto anti-yihadista del Gobierno y querer responder a las muertes con diálogo. En Francia unidad y contundencia frente al terrorismo, pero en España algunos pan y circo. En el partido Ciudadanos, que hasta hace unos meses calificaba el pacto de ´propaganda´, ahora pide unirse. Nada creíbles.

Es cierto que contra los terroristas sólo las bombas no sirven, y que no es lo más importante que podemos hacer para acabar con ellos. Incluso, un ataque desproporcionado con bajas civiles y sin atender a las normas de Derecho Internacional puede conseguir el efecto contrario: más apoyo de la población Siria ´normal´ al ISIS. Por este motivo, la respuesta ha de ser proporcional y coordinada, vinculada a la ayuda a la población y a solucionar el verdadero conflicto que vive Siria.

Dicho esto sobre la contundente respuesta, la derrota del Estado Islámico pasa fundamentalmente por cortar sus fuentes de financiación e intensificar la diplomacia. No hay que olvidar que el ISIS está atacando a Rusia y a Francia porque son los principales países que actualmente le están bombardeando en Siria. Acompañando esa imagen propagandística de locos sanguinarios, existe detrás de estos yihadistas una estrategia meditada para hacerse con el poder en Siria e Iraq.

Para frenar sus objetivos, principalmente locales, los países que combatan al ISIS tienen que conseguir cortar su financiación, que viene de las extorsiones, de la venta de petróleo y de controlar bastante territorio. Los esfuerzos diplomáticos tienen que conllevar que algunos países que actualmente lo hacen, como el propio Putin ha señalado, dejen de financiar al ISIS directamente o por medio de la compra de petróleo. La paz duradera en la zona pasa por gobiernos estables elegidos por la gente y que controlen el terrorismo.

Ellos buscan el miedo y no podemos contagiarnos de él; si no responder unidos como país y ser más inteligentes que ellos. Ningún niño musulmán nace queriendo matar. Es la manipulación, la extorsión, la venganza y el poder económico quien puede dar fuerza a este tipo de terrorismo. Combatamos el terror en su origen, sin venganza, y demos ejemplo al mundo de civismo y libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies