ENTRE TÚ Y YO

A vueltas con la "Doctrina Parot"

El pasado lunes conocíamos la respuesta del Tribunal Europeo de Derechos Humanos al recurso del Gobierno Español sobre la famosa "Doctrina Parot"

28.10.2013 | 20:03
Manifestación de Madrid. | EP

El Tribunal fallaba en contra de los argumentos del Ejecutivo, y sentenciaba que España había vulnerado los derechos humanos en el cálculo de la pena de Inés del Río.

Esta conocida terrorista, ha salido de prisión pese a estar condenada a 3.828 años de cárcel por 24 asesinatos. Hasta aquí la presentación de los hechos básicos, conocidos por la mayoría. A raíz de ahí hemos podido leer una serie de opiniones cargadas de indignación, como es lógico, pero que quizás han obviado entrar en el fondo de la cuestión. Ni siquiera he leído en los medios de comunicación que he consultado, una explicación rigurosa de este asunto, con especial atención de sus antecedentes.

El problema no es de hoy. Lo paradójico es que a esta terrorista, y posiblemente a otros presos que puedan ser beneficiados por la posición del TEDH, han salido victoriosos por la aplicación de una ley franquista. En concreto, el Código Penal de 1973, que contemplaba reducción de penas por trabajos en prisión y un máximo de cumplimiento de 30 años de cárcel. Por eso los beneficios penales, entiende el TEDH, han de ser calculados sobre el máximo a cumplir (30 años) y no sobre el total de años (que son la suma de lo que le corresponde por cada asesinato, pertenencia a banda armada, etc.).

Hasta 1995, nuestros queridos legisladores no se preocuparon de elaborar un régimen penal acorde a los nuevos tiempos, que evitase que responsables de crímenes graves salieran de prisión con apenas 20 años cumplidos, como ha sucedido. Tuvieron que ser el Tribunal Supremo y el Constitucional quienes resolvieran, con criterios jurídicos, un problema que era de corte político. No puedo compartir, y ni siquiera entender, a quienes responsabilizan a instituciones actuales de este panorama. Es más, hubo partidos como Alianza Popular y posteriormente el Partido Popular quienes ya solicitaron en los 80 y los 90, el endurecimiento de las condiciones para los delitos más graves, a fin de evitar la salida prematura de prisión de determinados terroristas, y no se les hizo demasiado caso.

Se ha llegado a tachar de anti-democrático al Tribunal por no escuchar la opinión mayoritaria de los españoles. Razón no les falta, pero un tribunal sólo se ajusta a la ley y los principios generales del derecho. Más incomprensible es quien pide intervenciones políticas en una decisión jurídica, pasando por encima de la separación de poderes, o quien sugiere no acatar una sentencia, como si un Estado de Derecho se lo pudiera permitir.

Es posible que la posición de Estrasburgo sea completamente injusta, pero no es ilegal. De hecho hasta se basa en el derecho español para llegar a una conclusión que es avalada por el único español que forma parte de ese tribunal: López-Guerra, conocido penalista designado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y contrario a la Doctrina Parot.

Las consecuencias de la sentencia son nefastas, y el daño a las víctimas nos llena a todos de dolor. Hoy, afortunadamente, se hace lo posible por evitar más errores; se ha introducido la prisión permanente revisable para los delitos más graves y se planta cara, con métodos legítimos, a quienes siguen justificando el terrorismo en el País Vasco.

Para finalizar, y al margen de un análisis más o menos riguroso, vaya por delante mi más absoluto rechazo al terrorismo y el recuerdo y respeto de todas las víctimas, sin duda un referente para nuestra sociedad

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies