ENTRE TÚ Y YO

Réquiem por un joven

23.01.2013 | 12:27

A lo largo de mi corta vida he conocido, con perdón, inútiles de 50 años y genios de 24. Por eso no puedo por menos que contemplar atónito cómo una de las alcaldesas más cuestionadas últimamente habla de suprimir "las nuevas generaciones de los partidos".

Es verdad que habrá quienes vean a los jóvenes útiles a la hora de repartir papeles y un estorbo a la hora de aportar ideas, pero no es la sensación que un joven que participe en política pueda o deba tener. No es defendible que por el hecho de ser joven quedes relegado al triste papel de seguidor. Quizás eso sea algo de otra época o de otro tiempo, pero ahora los hay lo suficientemente valientes y preparados como para exigir un poquito más de caso. Cuestión aparte es que la crisis niegue oportunidades y por edad, lo lógico sea formarse bien en estos años.

Tengo el honor de compartir horas de trabajo con jóvenes alcaldes, concejales o incluso diputados y senadores, y os puedo asegurar que no son peores que muchos de sus mayores. Como mucho un poco más impulsivos, pero a ímpetu no les gana nadie; y vale que pecan a veces de inexperiencia, pero la experiencia se adquiere con el tiempo.

En democracia, el único requisito es que te voten, esto no es ningún consejo de sabios. Estamos consiguiendo poco a poco generaciones de jóvenes sin vocación de servicio público. Si sometemos la política a un continuo descrédito y linchamiento al final no va a quedar nadie. Mucho se habla de la regeneración, pero si queremos cambiar ¿por qué seguimos haciendo lo mismo?, ¿no será recomendable ser permeables a la participación abierta de las nuevas generaciones de jóvenes?


Claro que es recomendable tener previamente una profesión que te permita una independencia y mucho más exigible una formación acreditada, pero no es menos cierto que muchos jóvenes hacen compatibles sus estudios con su participación política. Nadie nace aprendido. Algunos incluso además de todo ello trabajan. Para mí esa es la verdadera política, y son muchos los valores que encarnan estos nuevos políticos que tan necesarios son hoy para regenerar la imagen y la honorabilidad del servicio público. No es buena época para serlo, pero a pesar de las dificultades, los jóvenes están destinados a hacerse cargo de su propio futuro con valentía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies