ENTRE TÚ Y YO

El panorama político tras las elecciones gallegas y vascas

Tras la celebración de comicios este fin de semana en Galicia y País Vasco es el momento de las lecturas políticas.

23.10.2012 | 15:31

Nada tiene que ver una comunidad con la otra, pero nadie negará la repercusión que ambas elecciones han tenido en el panorama político nacional.

En Galicia los ciudadanos han optado por la estabilidad y la responsabilidad. Alberto Núñez Feijoo amplía su mayoría absoluta hasta los 41 escaños, desde los 39 de 2009. La buena gestión de los populares al frente de la Xunta afianza el apoyo ciudadano al partido de Mariano Rajoy, y le otorga al Presidente un colchón de confianza.

El Partido Socialista se había empeñado en plantear las elecciones gallegas en clave nacional y se equivocó. No sólo han salido reforzados Feijoo y el Partido Popular, si no que el gran perjudicado de los comicios fue el PSOE. Ahora, el partido de Rubalcaba, se ve obligado a reflexionar y cambiar de estrategia. Cambiar probablemente en los mismos términos a los que aludía el mítico Groucho Marx: "Tengo unos principios, pero si no te gustan tengo otros".

La situación en el País Vasco me preocupa. Desde el respeto más absoluto a la voluntad expresada en las urnas, no creo que sea bueno en estos momentos para ellos una ruptura con el resto de España. Aquí lo que preocupa a una mayoría de españoles es el ascenso de Bildu, un partido que sigue sin condenar la violencia terrorista y es el claro heredero político de ETA.

Ahora bien, me parece precipitado sacar conclusiones en el sentido de que los vascos pidan a gritos mayor independencia. Es verdad que se ha producido un incremento del voto nacionalista, pero todas las encuestas de opinión apuntan a que más del 50% estarían dispuestos a mantener lazos con el resto de España. Yo creo que desde el punto de vista económico les conviene, y ellos lo saben.

En cuanto al futuro, las elecciones catalanas de próximo 25 de noviembre pueden ser claves. También se habla de pérdida de votos por parte del PSOE, pero en esta comunidad lo preocupante vuelve a ser el crecimiento del voto independentista.

El camino soberanista iniciado por Artur Mas puede complicar las cosas a un Gobierno que trata de disciplinar a todas las comunidades, al menos en lo que a cumplimiento del déficit se refiere. Una victoria nacionalista pondría en jaque la imagen de España en el exterior, en medio de protestas y convocatorias de huelga que, por otra parte, en lugar de mejorar empeoran la situación. Pero esto lo dejamos para otro día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies