ESCRIBE O REVIENTA

Por favor, retenes de psiquiatras

10.08.2015 | 21:07

Mi querida Sierra de Gata negra y calcinada y la sombra de la mano del hombre planeando por el irrespirable ambiente de ceniza y desilusión. Sale, de nuevo, a la escena mediática la figura del pirómano. Una persona que tiene un trastorno psiquiátrico y cuya patología mental nos recorta hectáreas del jardín extremeño y un poquito de alma.

Buceando en las opiniones de los psiquiatras (no copiando de Wikipedia como presuntamente ha hecho mi compañera de profesión Sara Carbonero para hablar de Oporto), uno observa que el perfil del pirómano es un varón joven, con una historia personal complicada bañada por frustraciones, desajustes emocionales y mal rendimiento escolar y profesional. Pueden acompañar en el plato patológico como guarnición otros trastornos psiquiátricos o defectos físicos. La conducta pirómana sirve como un alivio a situaciones de vacío existencial, aburrimiento, frustración, rabia o deseo de protagonismo. La patología mental no tiene ningún tipo de límites.

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, uno de cada tres incendios en España tienen origen en las manos de un pirómano. Veo muchas campañas del tipo "Todos contra el fuego" (qué recuerdos noventeros) y demás estrategias preventivas pero se necesitan más retenes psiquiátricos.

Por favor, vamos a destinar más dinero en investigación para avanzar en el conocimiento de esta conducta, vamos a crear grupos de seguimiento a estas personas que están enfermas (aunque su patología nos duela a todos), vamos a denunciar cualquier sospecha de piromanía que veamos, vamos internar en unidades especializadas a este tipo de personas (saldrá más barato que ´pintar´ de verde un monte de miles de hectáreas) y vamos a dejar de rezar para que no nos toque un vecino pirómano en nuestro pueblo.

Con el dinero (si se puede contabilizar en recursos económicos la pérdida de las 7.000 hectáreas en Gata) que se ha invertido en el norte de Cáceres estos días se puede mantener abierto un centro hospitalario nacional sólo para pirómanos de toda España durante años donde se les diagnostique, trate, protocolice y se intente una reinserción social lejos de los mecheros y los pinos.

Además de héroes forestales (retenes, brigadistas, voluntarios, técnicos, agentes medio ambientales, bomberos, Cruz Roja, 112, médicos, enfermeras, vecinos, pilotos...) necesitamos más psiquiatras contra el fuego y que sean el primer retén contra el pirómano. Por favor, ante esta información absténganse políticos cortoplacistas y adictos a las fotos de inauguración de aeropuertos comarcales y palacios de congresos en pedanías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies