ESCRIBE O REVIENTA

Arcadas televisivas o lágrimas en el INEM

27.04.2013 | 13:30

Qué asco de país. Ahora uno sólo puede hacer dos cosas en España. Llorar si forma parte de esa cola del paro que ya podría llegar dar varias vueltas a Europa si se pusieran todos en fila india o vomitar al ver en lo que se ha convertido nuestra cultura a través de la caja tonta.

Esto ha degenerado a pasos agigantados. Concejalas calientes que parece que se enfrían en una piscina, pero que se vuelven a recalentar en el microondas del famoseo más paleto, deshaciendo camas del personal. Las tonadilleras ya no se preocupan de que el gentío invada la boda de su hija, sino de que no las aplasten a la salida de un juzgado. Hay gente (por decir algo) que se casa en directo con el mermelada de maestro de ceremonias. Que te case un concejal en vez de un cura, puede pasar, pero que te una en matrimonio Jorge Javier Vázquez es para negarle el libro de familia a ese personal.

Nos han desahuciado los valores si la gente trabaja todo el día con el único fin de llegar a casa, ponerse el pijama y ver a Falete tirarse a la piscina del desamparo. Eso sí que son escraches culturales. Hermano Mayor nos recuerda cada viernes que la educación es un sueño de los 80, "¿Quién quiere casarse con su hijo?" muestra que las madres ya no casan a sus hijos e hijas, sino que los empaquetan sin acuse de recibo y que nuestra producción literaria ha pasado de Cervantes a Ana Tarrés y demás líderes de opinión del descansillo de su escalera.

No soy yo de los que sólo ve documentales de La 2 y de los que vibra con Punset viajando encima de un neurotransmisor de un hemisferio del cerebro al hipotálamo, pero por favor, que Sálvame tiene una revista haciendo daño en los quioscos. No me vale eso de que la gente lo consume. Y si todo el mundo se tira por un puente?

Mal vamos si además nuestro último reducto de dignidad se ve atropellado. Sí, la economía y los biorritmos geopolíticos se han trasladado al fútbol. Alemania nos golea y nos caricaturiza a ritmo de trabajo y de goles, mientras que respondemos que ellos son mejores y que no tenemos actitud. Dios no pille confesados. Sólo me falta que los Alcántara se divorcien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies